Categorías
Organización

¿Cómo encontrar el espacio ideal para tu boda?

Son muchas las cosas a tener en cuenta en la búsqueda de un sitio que se ajuste a lo que tienes en la cabeza. Por eso, hoy voy a escribir sobre los pasos que hay que dar para encontrar el lugar perfecto, tu espacio ideal, sin perder dinero ni emplear los próximos 10 fines de semana haciendo visitas.

Como recomendación general diré que uno no debe lanzarse a visitar sitios sin antes haber dado una serie de pasos previos. Son los siguientes:

1.-Buscar en internet y chequear los lugares que te puedan interesar, su página web, mira fotos del espacio y conoce todos los detalles que facilitan: si celebran más de una boda a la vez, si tienen posibilidad de alojamiento, si tienen un mínimo de invitados, etc. Esto te ayudará a descartar.

2.-Contacta por correo:escribe un mail a los sitios que te sigan interesando después de haber valorado el punto 1 pidiéndoles más información. La mayoría de los sitios no tienen publicados en su web el contenido de sus menús o el precio, ni las condiciones especiales. Supongamos que el precio del menú ya se sale de tus expectativas o que los menús te parecen pobres o que todo lo que no sea el menú como la decoración de las mesas, la impresión de minutas etc, va aparte. Este punto es importante. Si has visto una mantelería preciosa y unos centros de mesa espectaculares, pregunta si van incluidos. En muchos sitios, los que aparecen en las fotos, no son los básicos que van con el menú y te cobran un extra si quieres cambiarlos. Y claro, cuando ya has dado la señal, tiras para adelante sin mirar atrás.

La verdad es que inmediatamente establezcáis un primer contacto, ya tendréis un pulso de cómo funciona cada uno. Algunos tardan días o semanas en contestar. Eso nunca es buena señal.

Otros son muy rápidos pero te envían la información incompleta o te presionan para que elijas una fecha porque “se lo quitan de las manos”.

La mayoría, insiste bastante en que lo mejor es que vayas a verlos porque así te explicarán mejor.
Desde aquí te digo, NO, NO y NO hasta que completes la información de los dos puntos siguientes.

3.- Pregunta, pregunta y pide fotos: una vez tenéis la información básica (lo que suelen enviar son tarifas de menú, barra libre, extras y boda civil, si es el caso) no os cortéis en pedir fotos, de los salones donde se celebraría vuestra boda (para vuestro número de invitados) si hay más de uno y no aparece en la web. Os sorprenderíais la cantidad de novios que van a un sitio porque les encanta el claustro y de repente les dicen que su boda sería en el salón de al lado al tratarse de una boda más pequeña con demasiada gente.
Decid que queréis ver las opciones de centros de mesa, decoración, extras… normalmente cuando recibes la información te mencionan los extras (photocall, bodegón de quesos, mesa de dulces, etc) pero es importante saber cómo quedan además el precio.

Otra cosa fundamental es saber si tienen algún tipo de exclusiva con algún proveedor de fotógrafía/video/decorador y conocer además de sus precios, el trabajo que hacen. A priori, a mí no me gustan los sitios que te imponen una serie de proveedores, pero en este punto, no os cerréis en banda. Podéis ver el trabajo, los precios y comparar con otras opciones, antes de decidiros. Lo mismo está bien y son competitivos. Si el sitio es el elegido, finalmente, siempre podéis negociar para tratar de llevar a otro. Si os hicieran pagar por llevar a vuestro fotógrafo…bueno, valoradlo pero personalmente me parece un abuso y a mí sería algo que me haría descartar el sitio.

Preguntad por la barra libre: qué bebidas incluye, cómo se sirven las bebidas y también por el DJ. Parece una tontería pero a veces te dan un precio de barra libre contemplando los alcoholes más baratos del mercado. Ojo! Que no estoy diciendo que la barra libre deba incluir grandes marcas Premium, pero dentro de las bebidas standard todos sabemos que hay clases y clases ¿o no?. ¿Y qué me decís de un gin tonic servido en vaso de tubo? Mnnnnn…esas cosas mejor saberlas cuanto antes.

Lo mismo con el DJ. Interesaos por cómo funciona. He visto infinidad de casos donde a pesar de pagar un dineral por un DJ 3 horas o 4, los novios tienen que facilitar un pen drive con las canciones. ¿Perdón? Yo puedo hacer sugerencias pero hacerle la mitad del trabajo al DJ que estoy pagando…como que no.

4.-Busca los comentarios que haya por internet. Mucha gente ya se habrá casado en ese sitio, puede que incluso haya fotos. Chequea todo lo que puedas en la red especialmente los comentarios negativos y habla con el sitio sobre eso que has leído. En mi caso, me encantaba un sitio y empecé a leer que celebraban otra boda en el día y que a veces el salón no estaba limpio de la boda anterior (con migas en las sillas, era un comentario que leí varias veces). Pregunté en el sitio y la respuesta fue vaga…

5.-Empieza a hacer visitas: una vez tenéis esta información, ya tendréis una lista corta de sitios que puedan cumplir con vuestras expectativas. Y entonces, sólo entonces, merece la pena empezar a hacer visitas
A partir de aquí es muy importante además de comprobar que las cosas son lo que parecen, evaluar los espacios, idealmente en el momento del día en el que se celebrará la boda (puede cambiar mucho del día a la noche) y valorar a la persona que gestionará tu boda a partir del momento en el que contrates. Si no hay sintonía desde el primer momento, las cosas sólo van a empeorar.

Tampoco dejes que te presionen a la hora de cerrar la fecha. Es verdad que hay fechas que tienen mucha demanda, pero es una decisión lo suficientemente importante como para tomarte tu tiempo.

Hay por último una gran incógnita que muchos tienen al dar la señal y no es menor: ¿cómo será la comida? los espacios, la mantelería, el trabajo del fotógrafo si lo hay, los centros de mesa, todo lo puedes ver antes de dar la señal, pero la comida a menos que ya hayas estado en una boda allí o hayas probado el restaurante en algún momento, es un misterio. Bien. Trata de que te hagan una prueba antes de dar la señal, incluso te podría servir de prueba del menú o bien podrías pagarla aparte. Es un gasto que puede merecer la pena porque es un aspecto fundamental en toda celebración que se precie.

Como veréis son muchos los aspectos a valorar pero no necesariamente los tienes que hacer todos sobre el terreno. Siguiendo estos pasos, ahorrarás mucho en tiempo, dinero y dolores de cabeza antes de encontrar tu espacio perfecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *